Actividades deportivas y de ocio en la naturaleza

Indicadores en red Natura 2000La patente desconexión de la sociedad urbanita con su entorno natural ha favorecido que en la última década se demande y amplíe la oferta de actividades deportivas y de ocio que se desarrollan en el medio natural de una forma individual o colectiva. La práctica de actividades de ocio y deportivas en la naturaleza son cada vez más habituales y un gran número de empresas se han especializado en este tipo de servicios. Sin embargo es importante saber que cualquier acción, y sobre todo cuando se realiza de forma colectiva, puede provocar un impacto negativo si no se realiza de forma respetuosa con el medio que nos rodea. Por todo ello con unas simples recomendaciones durante el desarrollo de las diferentes actividades, teniendo en cuenta sus propias peculiaridades, se reducen en gran medida estos impactos permitiendo una actividad totalmente sostenible.

Escalada

  • La conservación y no extracción o pisoteo de la flora y la fauna debe prevalecer sobre cualquier proyecto de escalada.
  • Planifique correctamente la jornada de escalada, esto reducirá los impactos producidos.
  • Ante la duda o conflicto opte por la modalidad de escalada menos agresiva.
  • Tenga los permisos pertinentes para la realización de la actividad por el organismo competente en materia de medio ambiente.
  • Infórmese de los valores ambientales presentes en la zona donde se desarrolle la actividad, así como de las restricciones derivadas por su presencia.
  • Minimice los impactos relacionados con aparcamientos, necesidades fisiológicas, dormir, lavarse, residuos, etc.
  • Respete las vías establecidas sin arrancar la vegetación presente.
  • Evite la apertura de vías alternativas por iniciativa propia.
  • Reduzca, en las zonas ecológicamente sensibles, la protección fija a la mínima expresión.
  • Intente no saturar las rutas y zonas más frecuentadas, la roca se lava y el suelo se degrada, erosiona y pierde.
  • Procure no hacer ruidos ni levantar la voz más de lo necesario Cuide la roca, evite el uso excesivo de magnesio y marcar checas en exceso, conserva la belleza geológica del lugar.
  • Informe a la autoridad competente si detecta especies protegidas y no continúe hasta que esté informado o autorizado.

Senderismo, cicloturismo y paseos a caballo

  • Planifique las rutas con antelación informándose de los valores ambientales y culturales presentes.
  • Obtenga los permisos de los particulares a la hora de pasar por terrenos de propiedad privada.
  • Evite rutas por hábitats o lugares con especies sensibles a la presencia humana (turberas, humedales etc.), sobre todo en época de reproducción.
  • Evite formar grupos numerosos para reducir emisiones de ruido y reducir molestias.
  • Respete el estado de las cancelas y puertas y déjelo todo como se lo encontró.
  • No se salga de las rutas establecidas.
  • Ceda el paso a las personas que viven en el lugar respetando su actividad diaria.
  • No vadee cursos de agua, y si lo hace, hágalo por sitios acondicionados para ello.
  • En los descensos en bicicleta controle la velocidad para no verse forzado a derrapar, ya que esto provoca una importante erosión del suelo.
  • No ahuyente al ganado o le cause molestias.
  • En las áreas de parada evite dejar residuos derivados de su actividad.
  • Sea especialmente cuidadoso en evitar  la recolección de flora amenazada en cualquier terreno (público o privado).  Para ello, infórmese con carácter previo de las poblaciones amenazadas en la zona consultando al gestor del espacio Natura 2000

Deportes acuáticos (barranquismo, piragüismo, paseos en barco, rafting)

  • Planifique las rutas con antelación informándose de los valores ambientales y culturales presentes.
  • Obtenga los permisos de todas las entidades públicas responsables en materia de medioambiente y uso del agua y de los particulares a la hora de pasar por terrenos de propiedad privada.
  • No se salga de los itinerarios establecidos.
  • Realice las actividades en grupos reducidos, favoreciendo la baja emisión de ruidos y erosión de los cauces, ya sea en las orillas o el lecho.
  • Evite realizar prácticas de barranquismo y rafting en territorios de especies en peligro de extinción.
  • Evite la navegación o cualquier deporte náutico (piragüismo, motonáutica) en aquellas zonas con presencia de colonias y dormideros de aves o durante la época de cría de especies amenazadas.
  • No deje residuos y restos de combustible en embalses y cursos de agua.
  • Utilice silenciadores en embarcaciones a motor con el fin de reducir la contaminación sonora que afecte al turista y al entorno natural favoreciendo una experiencia lo más respetuosa posible.
  • Desinfecte su embarcación cada vez que la traslade de una masa de agua a otra para evitar la dispersión de especies exóticas invasoras acuáticas (plantas, moluscos, peces, etc.)

Deportes aeronáuticos

  • Evite la aglomeración de personas y saturación de vehículos en las zonas de despegue.
  • No use como áreas de despegue zonas vírgenes, así como zonas de especial sensibilidad para la fauna o la flora.
  • Sea especialmente cuidadoso con los posibles residuos que se generen en su actividad, tome las medidas adecuadas para minimizar su impacto (recogida, etc)
  • Evite las actividades de vuelo cerca de colonias de aves rupícolas o vuelos a baja altura en zonas de nidificación de rapaces (del 1 de enero al 15 de julio), de concentraciones invernales o hábitats esteparios.

Espeleología

  • Diríjase a la autoridad competente en materia de medio ambiente de su comunidad para informarse de los permisos necesarios para poder visitar cualquier tipo de cavidad (minas abandonadas, abrigos y cuevas).
  • Respete las prohibiciones establecidas para algunas cavidades
  • No use equipos o materiales que puedan dañar las cavidades.
  • Explore despacio y en pequeños grupos. Habrá menos oportunidad de dañar la cueva y al grupo.
  • No utilice carburos como sistema de iluminación, los led son más respetuosos y limpios.
  • Trate de utilizar mochilas y bultos tan pequeños como sea posible y evite utilizarlos en cuevas muy vulnerables o en ramificaciones de las galerías principales.
  • No se lleve nada de las cuevas: una estalactita es bonita en su contexto, si la saca perderá su belleza y, antes o después, acabará en la basura.
  • Permanezca en los recorridos marcados, pisando y apoyando las manos con cuidado.
  • Lave regularmente la ropa y botas utilizadas durante la actividad, de modo que minimice la diseminación de hongos y bacterias.
  • Evite alumbrar a la fauna y a la flora directamente, sobre todo con flashes.
  • Respete a los murciélagos y al resto de la flora y la fauna cavernícola. Son especies muy sensibles a la presencia humana, sobre todo en época de cría o hibernación.
  • Si encuentra alguna colonia de murciélagos o cualquier otro hallazgo póngalo en conocimiento de las autoridades para que tomen las medidas oportunas.
  • Evite cambiarse en la entrada de la cavidad, son zonas ambientalmente muy sensibles.
  • Evite poner piedras como puente para salvar vados o zonas inundadas que puedan producir un cambio en las condiciones físicas de la cavidad
  • Respete el patrimonio geológico y paleontológico: no haga inscripciones en las paredes y no dañe las formaciones geológicas.
  • No tire restos de comida ni otros desperdicios dentro de las cuevas.

 

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn